Prueba combinada de corrosión
Prueba combinada de corrosión
ImprimirImprimir

Prueba combinada de corrosión

La prueba de corrosión combinada es necesaria a causa del aumento general en los últimos cinco años de las exigencias respecto a los revestimientos. La prueba general de aplicación de disolución salada de acuerdo con la norma DIN 9227 ya no es completamente fiable. Casi todos nuestros revestimientos modernos superan sin ningún tipo de problema la prueba de acuerdo con la norma DIN 9227. Por este motivo hemos ampliado la carga en varios ciclos, con el fin de desgastar la superficie alterando las condiciones climatológicas hasta que sea posible emitir un resultado válido para nuestros revestimientos. El ciclo de variación de las condiciones climáticas equivale a la carga cuádruple de la prueba normal de aplicación de disolución salada. Para la realización de esta prueba se utilizan las muestras de la prueba de abrasión.


Prueba

Un ciclo se divide en tres fases, en las cuales la pieza de ensayo se encuentra a temperaturas cambiantes en contacto con agua salada. Las tres fases requieren un periodo de tiempo de 24 horas. En total, la pieza se prueba durante seis ciclos, es decir, seis días. Con el cambio de temperatura y la humedad se provoca el proceso de corrosión, en el que el revestimiento de la pieza de ensayo tiene que demostrar su resistencia. La

primera fase simula la corrosión provocada por el agua del mar. La superficie inicia un proceso de corrosión que se acelera en las fases posteriores. La segunda fase se realiza en una cámara de ensayo abierta, donde el enfriamiento de la muestra permite una apreciación de la misma. Las sales que se han sedimentado en la superficie durante el primer ciclo de siguen potenciando la corrosión. La tercera fase se lleva a cabo de acuerdo con la norma DIN EN ISO 6270-2. Su objetivo es descubrir puntos débiles, como p. ej. agujeros, poros o disminución del grosor, lo que da lugar a la oxidación.

Después de los seis ciclos tiene lugar una prueba de aplicación de disolución salada de acuerdo con la norma DIN 9227, de 1.000 horas de duración.


Dictamen

Para el análisis de los resultados es necesario el examen previo con microscopio de luz digital. De esta forma se documenta qué tipos de error se producen bajo las condiciones establecidas y en qué medida. Se analiza, p. ej., la corrosión por picaduras, el desprendimiento de la capa exterior, la formación de manchas y la corrosión por depresión, etc.

Tras la prueba de corrosión combinada puede determinarse qué efectos corrosivos han provocado las condiciones del ensayo.